Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Caries

La caries es uno de los problemas más frecuentes en todas las personas del mundo y también el principal por el que se acude al dentista. No por ello, sin embargo, se le debe dejar de prestar atención.

¿Qué es la caries?

La caries en realidad es la consecuencia de un proceso que ha sucedido en nuestra boca durante un largo periodo de tiempo. Comienza con la presencia de bacterias, el ácido que provocan, trozos de comida no eliminados mediante la limpieza dental, así como la propia saliva del paciente. La unión de todos estos elementos forma una sustancia que es denominada placa y que se adhiere a los dientes.

La presencia de esta placa puede tener muchas consecuencias, siendo una de las más frecuentes el daño paulatino producido sobre el esmalte del diente, creando con ello un orificio y dando lugar a la caries.

Tratamientos de la caries

Hay varias formas de tratar una caries, en función también del grado de invasión producida sobre el diente y los posibles daños causados en el nervio del mismo.

De forma general una obturación (empaste) resuelve el problema. Consiste en eliminar toda la zona que ha sido afectada por la caries y reemplazarla con un material que cubra todo el orificio, normalmente porcelana o resina compuesta, aunque también se realiza con aleaciones de oro y plata.

Cuando la caries se ha extendido tanto que afecta a la estructura dental, además de limpiar la zona afectada, también se utiliza las coronas, conocidas comúnmente como fundas dentales
Finalmente, si el diente se ha visto afectado y muere, se debe extraer junto con el tejido vascular (pulpa) y rellenar con algún material que selle el orificio. Posteriormente se suele utilizar igualmente una corona para cubrir la zona afectada.

Como sucede con muchos otros tratamientos, la supervisión constante de la salud dental y un diagnóstico a tiempo (incluso cuando la caries todavía no es visible), permite aplicar una solución más rápida y segura.