Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Endodoncia

La endodoncia es el tratamiento dental por el que se elimina la pulpa interna del diente y se sella la zona. De forma general es también conocido como "tratamiento de conductos".

Causas por las que es necesaria una endodoncia

Un tratamiento de endodoncia es necesario cuando la pulpa interna se ha visto afectada total o parcialmente. Las causas que pueden derivar de esta situación son varias:

  • Una caries no tratada a tiempo (representa el mayor porcentaje de casos de endodoncia).
  • Como consecuencia de tratamientos de restauración dental.
  • Desgaste de los dientes por rozamiento.
  • Un traumatismo en la zona dental.

¿En qué consiste una endodoncia?

En el tratamiento de endodoncia se actúa sobre la pulpa interna, ya sea extrayéndola en parte o en su totalidad. Para ello se realiza un agujero en la corona del diente y desde el mismo se accede y extrae la pulpa.

Posteriormente se limpia la zona y se procede a la obturación del conducto creado y de la propia corona dental. El resultado será un diente insensibilizado y aislado del resto, pero al menos se habrá solucionado el problema existente y se mantendrá el diente original.

Debido a la delicadeza y profundidad de este tratamiento, la endodoncia se realiza con anestesia local. Y dado que se trata de un trabajo muy minucioso, es frecuente necesitar varias sesiones para llevar a cabo todo el tratamiento.

Además, el diente sobre el que se ha realizado la endodoncia tiene más posibilidades de fracturarse que el resto, es por ello que algunos especialistas prefieren protegerlo con una corona que lo recubra en su totalidad.

Una vez el tratamiento de endodoncia ha terminado es recomendable la revisión periódica de la zona dado que existe riesgo de que la infección vuelva a aparecer. La denominada "reendodoncia" tiene menos porcentaje de éxito, por lo que la prevención es muy importante en estos casos.